pastores

ZONAS

botonpatronos

TRIBUNAL

Servicios

VOCACIONES

comunidad

  • Las tres heridas del matrimonio

    Ciudad Redonda

    El popular poema de Miguel Hernández presenta al que viene con tresheridas: la de la vida, la del amor, la de la muerte. Y ese que vienesomos todos. Y cada uno de nosotros. Y esas tres heridas afectan a lapersona y a su red de relaciones. Especialmente a la relacióncualitativamente más libre e inclusiva que es la relación matrimonial.

Mensaje de Año Nuevo 2018
Mensaje de Año Nuevo 2018

Arquidiócesis de Morelia Mensaje de Año Nuevo 2018 + Carlos Garfias Merlos   A TODA LA COMUNIDAD DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MORELIA Y A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD. ¡Feliz año 2018! Les deseo a todos que el niñito Jes&u [ ... ]

Comunicado de Prensa 31-17
Comunicado de Prensa 31-17

  CIV ASAMBLEA PLENARIA DEL EPISCOPADO MEXICANO Del 13 al 17 de noviembre, los obispos de México nos hemos reunido en la Casa Lago, Sede del Episcopado Mexicano (CEM), para celebrar la CIV Asamblea Plenaria. Los Obispos de México reflexionamos sobre la tris [ ... ]

26165954 1706901362682584 2123700230624518167 n

Arquidiócesis de Morelia

Mensaje de Año Nuevo 2018

+ Carlos Garfias Merlos

 

A TODA LA COMUNIDAD DE LA ARQUIDIÓCESIS DE MORELIA Y A LOS HOMBRES Y MUJERES DE BUENA VOLUNTAD.

¡Feliz año 2018! Les deseo a todos que el niñito Jesús desde Belén, llene su corazón de alegría, de amor y de paz.

Expresamos nuestro anhelo de ser felices cuando al terminar un año y al inicio del otro nos deseamos unos a otros: ¡Feliz Año Nuevo!

Será muy valioso que este deseo lo convirtamos en un proyecto para ser felices y aprendamos a vivir en paz, comprometidos en crear un ambiente de armonía y unidad que nos permita alcanzar juntos la paz tan anhelada, fruto de la comunión y participación, no de la indiferencia e individualismo, fruto de la justicia y no de los abusos y de la arbitrariedad irracional, fruto de la interiorización en nosotros mismos y de hacer lo correcto, siguiendo un comportamiento humano que refleje en nosotros la imagen de Dios.

1. LI JORNADA MUNDIAL DE LA PAZ 2018.

Iniciamos el 2018 celebrando la LI Jornada Mundial de la Paz, en la que el Papa Francisco nos invita a reflexionar sobre el tema: “Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz”.

La paz, que los ángeles anunciaron a los pastores en la noche de Navidad, es una aspiración profunda de todas las personas y de todos los pueblos, especialmente de aquellos que más sufren por su ausencia, me refiero a los hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos que buscan un lugar donde vivir en paz. Para encontrar ese lugar muchos de ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas a través de un viaje que, en la mayoría de los casos, es largo y peligroso; están dispuestos a soportar el cansancio y el sufrimiento, a afrontar las alambradas y los muros que se alzan para alejarlos de su destino.

El Papa nos invita a acoger al otro, lo que exige un compromiso concreto, una cadena de ayuda y de generosidad, una atención vigilante y comprensiva. Comprometámonos como Iglesia a ayudar a los gobernantes para que sepan acoger, promover, proteger e integrar, estableciendo medidas prácticas que, «respetando el recto orden de los valores, ofrezcan al ciudadano la prosperidad material y al mismo tiempo los bienes del espíritu».

Estoy convencido que las personas migran por muchas razones, ante todo por «el anhelo de una vida mejor, a lo que se une en muchas ocasiones el deseo de querer dejar atrás la “desesperación” de un futuro imposible de construir». Se ponen en camino para reunirse con sus familias, para encontrar mejores oportunidades de trabajo o de educación: quien no puede disfrutar de estos derechos, no puede vivir en paz.

Tengamos una mirada de fe, capaz de reconocer que todos, “tanto emigrantes como poblaciones locales que los acogen, forman parte de una sola familia, y todos tienen el mismo derecho a gozar de los bienes de la tierra, cuya destinación es universal”, como enseña la doctrina social de la Iglesia. Aquí encuentran fundamento la solidaridad y el compartir.

Atendamos las cuatro acciones que nos propone el Papa para lograr la paz que buscan los migrantes y refugiados:

  • «Acoger»: ampliar las posibilidades de entrada legal, no expulsar a los desplazados y a los inmigrantes a lugares donde les espera la persecución y la violencia, y equilibrar la preocupación por la seguridad nacional con la protección de los derechos humanos fundamentales.
  • «Proteger»: el deber de reconocer y de garantizar la dignidad inviolable de los que huyen de un peligro real en busca de asilo y seguridad, evitando su explotación.
  • «Promover»: apoyar el desarrollo humano integral de los migrantes y refugiados.
  • «Integrar»: que los refugiados y los migrantes participen plenamente en la vida de la sociedad que les acoge, en una dinámica de enriquecimiento mutuo y de colaboración fecunda, promoviendo el desarrollo humano integral de las comunidades locales.

Como Pastor de esta querida Arquidiócesis de Morelia, ofrezco la paz para cada hombre, mujer, niño y niña, a la vez que rezo para que la imagen y semejanza de Dios en cada persona nos permita reconocernos unos a otros como dones sagrados dotados de una inmensa dignidad.

2. JORNADA ELECTORAL.

El año 2018 es tiempo de elecciones en el país, de intensas campañas políticas por lo que desde el inicio es oportuno reflexionar y tomar conciencia de nuestra responsabilidad para elegir y hacer un discernimiento como cristianos en la participación activa en la política. Tengamos muy presente que este 2018 es tiempo de formar conciencias, ser abogados de la justicia y de la verdad y educar en las virtudes individuales y políticas.

Cultivemos con magnanimidad y lealtad el amor a la patria, pero sin privación de espíritu, de suerte que miremos siempre por el bien de toda la familia humana, que une con toda clase de vínculos las razas y los pueblos. Los cristianos estamos llamados a asumir nuestra conciencia de la vocación particular y propia que se realiza en la comunidad política; en virtud de esta vocación tenemos obligación de dar ejemplo de participación y compromiso ciudadano, de sentido de responsabilidad y de servicio al bien común.

3. AÑO DE LA JUVENTUD.

Con mucha esperanza el 2018 es el Año de la Juventud, como tiempo propicio para que los jóvenes se preparen y caminen hacia el Sínodo de los Obispos convocado por el Papa Francisco para octubre y que estará dedicado al tema: “Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

No permanezcamos ajenos ante las luces y sombras que se viven en el mundo juvenil, por esta razón queremos profundizar en las necesidades de nuestra juventud, mediante un programa de reflexión y acción que aliente el protagonismo del joven en la misión de la Iglesia, en la transformación del mundo y de sus espacios vitales y comunitarios.

En este año descubramos las cualidades y talentos de las nuevas generaciones: su riqueza, su esperanza, su dignidad. Que el Sínodo de los obispos nos permita aportar en este momento particular de la historia para encontrar los mejores métodos para anunciar a los jóvenes la alegría del Evangelio, que nos alcanza vida en plenitud.

Encomiendo a María Inmaculada de la Salud, patrona de nuestra Arquidiócesis de Morelia, la Jornada Mundial de la Paz, el Tiempo Electoral y el Año de la Juventud, de igual manera todos los acontecimientos que viviremos en el año 2018, con la confianza de que ella nos reanima y nos sigue impulsando como Iglesia que se renueva y revitaliza, y que su Hijo, el Buen Pastor, nos llene de su gracia y de su fuerza para que, movidos por su Espíritu, vivamos y llevemos a cabo nuestro Plan Diocesano de Pastoral.

Es momento propicio para que con alegría y gratitud que brota del corazón, elevemos esta oración a Dios:

 

Al terminar este año, Señor, quiero darte las gracias por todo lo vivido.

Gracias por los días de sol y por los nublados tristes; por las tardes tranquilas y por las noches oscuras.

Gracias por la soledad, por el trabajo, por las dificultades y por las inquietudes; gracias por todo lo que me acercó más a ti.

Pronto iniciaremos un nuevo año y detengo mi vida ante el calendario aun sin estrenar.

Te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer y caridad para amarte cada día más y hacerte amar de los que me rodean.

Suplico que derrames sobre el mundo la paz y la alegría, la fortaleza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Para el año nuevo: ¡Venga a nosotros tu reino de justicia y de paz!

Con mi oración cariño y bendición, les deseo un año 2018 lleno de bendiciones.

EN CRISTO, NUESTRA PAZ

(Rúbrica)

+ CARLOS GARFIAS MERLOS

ARZOBISPO DE MORELIA

Morelia, Mich., a 31 de Diciembre de 2017.

Próximos eventos

AGENDA DIOCESANA

Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Contáctanos

facebook

facebook

facebook

facebook

facebook

 


PORT2822Manténte informado del acontecer de la Diócesis en www.periodicodiocesano.org.mx

 

PASTORAL DIOCESANA

“Alza tu frente, pueblo cristiano"
“Alza tu frente, pueblo cristiano

Omar Ortiz Bravo Con la solemnísima Concelebración Eucarística que presidió el Sr. Obispo D. Juan Espinoza Jiménez, Secretario General del CELAM, al mediodía [ ... ]

La Dimensión de Catequesis y sus proyectos para el 2018
La Dimensión de Catequesis y sus proyectos para el 2018

P. Otoniel Ochoa Nieto*  Estimados catequistas y lectores de este espacio destinado a la Catequesis. El nuevo año esta iniciando y junto con él la Dimensión Diocesana de Cat [ ... ]

Año nuevo, Pastoral nueva y renovada

  P. Leopoldo Sánchez Pérez*   Comenzamos un año nuevo por la gracia de Dios. Tenemos la confianza que será una maravillosa oportunidad para que como dió [ ... ]