Queridos amigos y lectores de Comunidad Cristiana:

Los saludo con mucho cariño en Cristo, nuestra Paz.

A 90 años del martirio de san Bernabé de Jesús Méndez Montoya, ejemplo de fidelidad sacerdotal

Mañana 5 de febrero celebramos en toda la Arquidiócesis de Morelia el Martirio de San Bernabé de Jesús Méndez Montoya, presbítero y mártir, nuestro Santo diocesano, que murió por su fidelidad a Cristo durante la Persecución Religiosa en 1928.

San Bernabé de Jesús nació en Tarímbaro, Mich., el 10 de junio de 1880. Ingresó al Seminario de Morelia a los 14 años de edad. El 23 de julio de 1905 recibió el Diaconado y fue ordenado sacerdote el 3 de junio de 1906 por imposición de manos del Señor Arzobispo D. Atenógenes Silva. Desempeñó su ministerio sacerdotal en las Parroquias de San Juan Huetamo y Pedernales, Mich., y Valtierrilla, Gto.

Como en muchas otras partes, durante la persecución callista muchos sacerdotes se alejaron de sus parroquias para esconderse, buscando siempre lugares más seguros, pero el P. Méndez siguió al pie del cañón, aunque ejerciendo su ministerio de manera oculta.

El día 5 de febrero, estaba el P. Méndez terminando de celebrar su Misa cuando se oyeron disparos de la fuerza federal, que venían entrando al pueblo en busca de los que se iban a levantar en armas. El P. Méndez, ante el inminente peligro, tomó el copón con las hostias consagradas y lo escondió bajo su sarape. Un soldado dio un jalón a la cobija, descubriendo el copón que apretaba contra su pecho y lo aprehendieron.

El P. Bernabé de Jesús Méndez Montoya fue sacrificado por odio a la fe. Fue declarado Beato por S.S. el Papa Juan Pablo II el día 22 de noviembre de 1992, y el día 21 de mayo de 2000, el mismo Papa realizó la ceremonia de su Canonización.

Invito a todos los sacerdotes a, como el P. Méndez, no tener miedo y a seguir valientes en su fidelidad a Cristo, Buen Pastor; que todos tengamos como centro de nuestra vida la Eucaristía y sigamos su ejemplo en el servicio al Reino de Dios, alentando a su pueblo en el camino hacia Él.

¡San Bernabé de Jesús, ruega por nosotros!

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz

† Carlos Garfias Merlos,

Arzobispo de Morelia