Queridos amigos y lectores de Comunidad Cristiana:

En este 5º Domingo de Cuaresma los saludo a todos en Cristo, nuestra Paz. Hoy el Evangelio nos invita a la confianza absoluta, lo que significa aceptar en nuestra vida la presencia salvadora del Misterio, abrirnos a ella desde lo más hondo de nuestro ser, acoger a Dios como raíz y destino de nuestro ser y creer en la salvación que se nos ofrece.

Jornada de la Caridad

Hoy celebramos en nuestra Arquidiócesis la Jornada de la Caridad, que implica la Colecta diocesana de Cáritas. Queridos hijos, la situación que vivimos es consecuencia de una crisis de convicciones y valores humanos y cristianos, que son el fundamento de la vida social y religiosa, pero también está relacionada con factores financieros y económicos. Es por ello que la Iglesia hace su esfuerzo para participar en la respuesta que esta realidad difícil nos exige, y lo hace a través de Cáritas, que revela la fuerza del amor cristiano como valor fundamental y el compromiso de salir al encuentro de Jesús en cada persona, especialmente si es pobre y sufre. Para esta colecta de Cáritas, les pido a todos la sensibilización para dar a conocer su misión, motivar y hacer todo lo necesario para que la Colecta tenga un mayor alcance y pueda recabar un mayor apoyo a favor de nuestros hermanos y hermanas más necesitados. Que el Corazón Misericordioso de Jesús fortalezca nuestra caridad y nos impulse a ser generosos. Agradezco su empeño y su expresión de amor, en este día de ayuda a los más necesitados.

19 de Marzo: San José

Mañana recordamos con especial cariño y solicitud a San José, varón justo, prudente, callado, trabajador, hombre de fe y cabeza de familia que supo custodiar a la Sagrada Familia de Nazaret. San José es Patrono de la Iglesia Universal y desde muy antiguo se tiene como modelo de paternidad y protector que cuida de la Iglesia, y nos invita a velar por la integridad de la familia y de los hijos, sobre todo en los momentos de dificultad y de peligro. Con la seguridad de la protección de San José, tomemos el compromiso de renovar nuestro papel en la familia y la calidad del tiempo que dedicamos a nuestros seres queridos, la comunicación que tenemos con ellos y la manera en que promovemos sus cualidades y dones.

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz

† Carlos Garfias Merlos,

Arzobispo de Morelia