Amigos lectores de Comunidad Cristiana:

Les saludo con mucho cariño en Cristo nuestra Paz. Hoy celebramos con mucha fe y devoción la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo. La Iglesia ha recibido la Eucaristía de Cristo, no sólo como un Don entre otros muchos, sino como el Don por excelencia, porque es Don de Sí mismo, de su Persona. Cuando celebramos la Eucaristía, memorial de la Muerte y Resurrección de su Señor, se hace realmente presente este acontecimiento central de salvación y "se realiza la obra de nuestra Redención".

Llamados a ser responsables con nuestra “casa común”

El próximo 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, que fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1972. Aprovecho la fecha para hacer un llamado a tomar conciencia de la importancia de cuidar nuestra “casa común”. El Papa Francisco nos ha urgido a ser responsables de los bienes que Dios ha puesto en la tierra. Cuidar el medio ambiente significa el esfuerzo por evitar el consumismo salvaje que hace que se degrade la “hermana y madre Tierra”. Sepamos escuchar los gritos de la Tierra, acosada por un brutal cambio climático y la "cultura del descarte". Los invito a participar activamente en este grito mundial por nuestra gran casa, por nuestros hermanos y hermanas, víctimas de la crisis climática y ambiental, y por las generaciones venideras. Seamos sensibles y actuemos con solidaridad, luchemos por nuestra casa común cuidando y protegiendo el medio ambiente con esperanza, diálogo y acción. Recordemos que «un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios». Cuidemos más nuestro entorno ambiental, disfrutemos lo que Dios nos da, seamos conscientes que nosotros somos responsables del cuidado de la creación, el desarrollo humano integral, la preocupación por los pobres y las futuras generaciones.

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz,

† Carlos Garfias Merlos,

Arzobispo de Morelia