Queridos amigos y lectores de Comunidad Cristiana:

A todos los saludo con mucho cariño en Cristo nuestra Paz en este Domingo XI del Tiempo Ordinario, en el cual se nos invita a sembrar pequeñas semillas de una nueva humanidad, esas semillas del Reino de Dios que todos podemos sembrar en nuestra realidad eclesial y social para tener frutos abundantes en bien de nuestro mundo y nuestras comunidades.

Día del Padre: San José, ejemplo de paternidad

Felicito a todos los papás en este Día del Padre. Ser padre es una de las experiencias más maravillosas que tiene el ser humano en la vida, pues a través del don de la paternidad se es capaz de dar vida física y dar vida en la mente y el corazón de los hijos, influyendo en gran medida en la educación de los hijos y en su bienestar. Hoy, tercer domingo de junio, Día del Padre, quiero hacer un reconocimiento especial a todos los padres de familia que, con responsabilidad y amor, influyen en la educación y felicidad de sus hijos.

En este día honramos el don de la paternidad y tomamos como modelo y ejemplo a San José, varón justo, prudente, callado, trabajador, hombre de fe y cabeza de familia que supo custodiar a la Sagrada Familia de Nazaret. Como él, todo padre está llamado a velar por la integridad de su familia y de sus hijos, sobre todo en los momentos de dificultad y de peligro.

Felicito a todos los padres y los invito a reflexionar sobre su papel en la familia, a analizar la calidad del tiempo que dedican a jugar con sus hijos, la comunicación que tienen con ellos y la manera en que impulsan sus cualidades y dones. Eduquen a sus hijos con amor, cuiden de ellos y sacrifiquen sus intereses personales por el bienestar de la familia.

A todos los hijos, los invito para que valoren a sus padres y no sólo en este día, sino todo el tiempo, les muestren su cariño, afecto, amor y gratitud por el don de la vida. El respeto hacia ellos será el distintivo que caracterice a un buen hijo. Disfruten de su compañía y consiéntanlos mucho. ¡Felicidades, papás!

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, nuestra Paz

† Carlos Garfias Merlos,

Arzobispo de Morelia.