Queridos amigos y lectores de Comunidad Cristiana

En este Domingo XIV del Tiempo Ordinario, los saludo con mucho cariño en Cristo nuestra Paz. Hoy la Palabra de Dios nos invita a abrirnos al misterio que se encierra en Jesús, nos invita a descubrir en Él la cercanía salvadora de Dios. Acogerlo como profeta significa estar dispuestos a escuchar el mensaje que nos ofrece en nombre de Dios.

Peregrinación Sacerdotal a la Basílica de Pátzcuaro

Mañana, 9 de julio, con el favor de Dios, como cada año, el Presbiterio de Morelia peregrinaremos a la Basílica de María Inmaculada de la Salud, en Pátzcuaro Mich., para expresar a nuestra Madre nuestro amor filial y sincero agradecimiento por su maternal presencia e intercesión.

Nuestra Peregrinación Sacerdotal es la expresión personal y comunitaria de arrepentimiento y conversión, que culmina con el gozo de haber llegado al lugar Santo para recuperar fuerzas, festejar la fraternidad sacerdotal y continuar nuestro ministerio con renovada esperanza evangélica.

Como Tata Vasco, peregrinamos a los pies de la Virgen para que Ella nos impulse a seguir en el servicio y amor a los pobres, ser constructores de una nueva sociedad de armonía, amor y paz. El testimonio de Don Vasco y la protección de Nuestra Señora de la Salud nos invita a comprometernos como pastores para que nuestros pueblos reflejen la grandeza de su dignidad humana y su capacidad creativa, que pueden transformar nuestras raíces, nuestra cultura y tradiciones y conducirnos a construir una sociedad artífice de paz.

A todos los sacerdotes les recuerdo que la mejor ofrenda que podemos presentar es nuestra gratitud por la vocación sacerdotal recibida y las actividades pastorales realizadas; como súplica recordamos a nuestros hermanos sacerdotes que han fallecido, pedimos el aumento de vocaciones sacerdotales a la Vida Consagrada, al Matrimonio cristiano y por un ambiente de paz en el Estado, basado en el compromiso personal. Demos gracias por el resultado de las elecciones y pidamos para que las autoridades electas promuevan la justicia y la Paz. Los espero en Pátzcuaro a los pies de Nuestra Señora de la Salud.

Con mi oración, cariño y bendición.

En Cristo, Nuestra Paz

† Carlos Garfias Merlos,

Arzobispo de Morelia