pastores

ZONAS

botonpatronos

TRIBUNAL

Servicios

VOCACIONES

comunidad

Comunicado de Prensa 31-17
Comunicado de Prensa 31-17

  CIV ASAMBLEA PLENARIA DEL EPISCOPADO MEXICANO Del 13 al 17 de noviembre, los obispos de México nos hemos reunido en la Casa Lago, Sede del Episcopado Mexicano (CEM), para celebrar la CIV Asamblea Plenaria. Los Obispos de México reflexionamos sobre la tris [ ... ]

Peregrinación por el Día del Rosario
Peregrinación por el Día del Rosario

Laicos comprometidos, el día 7 de octubre, celebramos a la Virgen del Rosario caminando en peregrinación desde la Catedral de Morelia, por la Avenida Madero, hasta llegar al Santuario de Nuestra Emperatriz y Reina, la Santísima Virgen María de Guad [ ... ]

 

 

Atender las necesidades de alimentación, hospedaje y aseo personal de los familiares de bajos recursos de los enfermos del Hospital de la Mujer y Psiquiátrico de Morelia, ha sido la finalidad del Albergue de Cáritas, que después de casi dos años y medio funcionando, ha atendido a más de 15,500 personas de los 113 municipios de la entidad, así como a gente de los Estados vecinos de Jalisco y Guanajuato.

Inaugurado el 24 de diciembre del 2014 por el Sr. Cardenal Don Alberto Suarez Inda, el Albergue para familiares de enfermos, diariamente aloja a parientes de pacientes que han sido hospitalizados en los nosocomios aledaños, tiene una capacidad para alojar a unas 30 personas, cuenta con dormitorio para mujeres y hombres, un lugar donde pueden lavar su ropa, bañarse y disfrutar de los alimentos diarios: desayuno, comida y cena, así como un espacio confortable para descansar durante la noche.

El Alberge de Cáritas es una institución de asistencia privada de la Iglesia y surgió como una respuesta a las diversas necesidades de los familiares de pacientes internados en los hospitales públicos que requerían de un espacio digno para pernoctar y recibir alimentos durante el tiempo que permanecieran en la ciudad al cuidado de sus pacientes.

Por ser una obra de asistencia privada, desde su apertura se ha pedido una cuota mínima de recuperación con el fin de subsanar los gastos que esta obra conlleva; sin embrago, en su caso, las personas que no cuentan con los recursos necesarios para cubrir la cuota reciben el servicio que requieren gratuitamente.

Alexis Calderón, encargado de coordinar el Albergue, señala que diariamente en promedio unas 30 personas reciben los servicios, teniendo sólo que cumplir el requisito de tener un familiar enfermo, ya sea en el Hospital de la Mujer o el Hospital Psiquiátrico, ubicados a escasos cincuenta metros de este Albergue, con quienes, además, se trabaja en conjunto, a través de trabajo social, para canalizar a los familiares a este Albergue y recibir los diferentes servicios que en él se ofrecen.

Enfatizó que el Albergue permanece abierto los 365 días del año, de nueve de la mañana a ocho de la noche, “a partir de las nueve de la mañana, se abre para el servicio del almuerzo, que se prolonga hasta las once de la mañana; posteriormente, de una a cuatro de la tarde, se sirve la comida; y por la noche, de siete a ocho, ingresan las personas que se van a hospedar y toman los alimentos antes de descansar”, compartió.

El responsable de este Albergue también señaló que, en el trascurso del día, la gente se va a los Hospitales para estar al pendiente de sus enfermos, y sólo acuden en los horarios ya mencionados para los servicios que requieran, incluso dijo que hay quienes sólo acuden a bañarse o a lavar algo de ropa, o simplemente a descansar para tomar fuerza y regresar a su sacrificada labor del cuidado de sus enfermos.

Sobre los servicios que se ofrecen, Alexis compartió que la idea es apoyar la economía de los familiares de los enfermos, que en su mayoría son de bajos recursos; por ello, dijo, las cuotas de recuperación son muy bajas: “El hospedaje tiene un costo de20 pesos por noche, que incluye su cama, el servicio de regadera y la cena. Se tiene también el servicio de regadera que sólo cuesta diez pesos. El servicio del comedor, en donde se ofrece desayuno, comida y cena, con el costo de 20 pesos por cada comida, que incluye una alimentación balanceada. Y servicio de lavandería, con un costo de cinco pesos. Son costos que benefician mucho la economía de las personas, que en su mayoría son de escasos recursos, y para nosotros es un esfuerzo muy grande el que se hace para poder mantener funcionando este Albergue, porque lo que se recauda con las aportaciones, que apenas son unos 15 mil pesos al mes, es mínimo para el gasto mensual que se ocupa para la operatividad, y que está en el orden de los 50 mil pesos por mes, gasto que financia Cáritas a través de las aportaciones de las colectas anuales, los donativos de particulares y la buena voluntad de los bienhechores”, recordó el responsable de esta casa de beneficencia, quien también dijo sentirse muy satisfecho por servir a quienes lo necesitan: “Tengo aproximadamente medio año trabajando de lleno en este Albergue y he sentido una satisfacción muy grande de ver cómo las personas se van y regresan agradecidas, porque se les da un apoyo grande en su situaciones, incluso hay mucha gente que regresa a dar un apoyo con despensa, con donativos, en gratitud por el trato que se les brindó.

Para mí ha sido una experiencia bonita servir a través de esta institución, he visto como a pesar de sus situaciones tan difíciles, cuando se van, se llevan en su corazón la alegría de saber que alguien se preocupó por darles una comida y un espacio digno para su descanso, en medio de su sufrimientos”.

Cuatro personas laboran cada día, atendiendo los diferentes servicios que se requieren para dar una buena acogida a las más de treinta personas que llegan a esta casa, la cual por cierto, se rentó y se acondiciono para convertirla en lo que ahora es el albergue. Una de estas trabajadoras, es la señora Alicia Sira Hernández, quien se encarga de preparare los alimentos cada día, y quien comentó, “el tiempo que tengo aquí, he tratado de servir lo mejor posible y con buena manera, este trabajo me hace sentir muy contenta, y satisfecha de poder colaborar en esta obra, además de preparar los alimentos para toda esta gente que sufre mucho por sus enfermos, también he tenido la oportunidad de hacer amistad y darle una palabra de apoyo a la gente que me platica su penas, más allá de ver esto como un trabajo que me remunera económicamente, lo veo también como una manera de servir a quienes más lo necesitan”, concluyó.

Testimonios.

Carolina Aguilar López.

“Desde hace un mes que tengo a mi hermana mayor en estado grave, ha sido una enfermedad que nos ha ocasionado mucho gastos por todos lados. Dos o tres días, pues uno va más o menos saliendo, pero ya tanto tiempo, es muy complicado, y gracias a este albergue, es que tenemos los beneficios de la comida, el hospedaje y el baño, a precios muy accesibles, porque a ningún lado vamos a comer con 20 pesos como aquí.

Este albergue es una labor muy beneficiosa para tanta gente que como yo, tenemos estas necedades y que no contamos con dinero suficiente para subsanar todos los gastos que se presentan, incluso yo he visto que con veinte pesos que cuesta una comida, comen tres personas de un mismo plato, lo dividen para tres, porque es gente con muchas necesidades .

Desde que llegamos con mi hermana al hospital, nos mandaron para acá, y aquí hemos estado casi todo el mes, y hemos recibido cobijo y una atención muy digna. Todas las personas que estamos aquí nos identificamos, porque somos casi todos de fuera y tenemos las mismas necesidades; un enfermo y poco dinero para sobrellevar la estancia, y en esta casa, nos da el cobijo y nos conforta en medio del dolor y las preocupaciones”.

Laura Mendoza.

“Me alivie hace 24 días, y desde entonces he venido a este albergue. Mis gemelos desde que nacieron se quedaron internados, y todos los días vengo a comer. Yo soy de Capula, voy y vengo. Pero también tengo en la casa a mí mamá que no ve, y un niño chiquito, por eso tengo que regresar, salgo de mi casa poco después de las cinco de la mañana, para llegar al hospital, ver a mis niños, y ya por la tarde vengo a comer aquí. Reamente este servicio es muy favorable porque es un apoyo grandísimo, sobre todo para nosotros que somos de escasos recursos, además de que es un trato muy amable.

Vivir en esta situación es muy complicado, es venir todos los días al hospital, conseguir dinero para enfrentar la situación, y en esto, el albergue nos brinda un gran apoyo para continuar. Afortunadamente mis niños se están recuperando, y eso es una noticia muy afortunada, aunque tenemos que estar en las misma rutina dos meces más, y por lo tanto, requeriremos de los servicios de esta casa y por aquí estaremos más tiempo”

Gloria López Nieves .

“Tengo a mi niño en la incubadora ya tiene como mes y medio, y durante toda esta estancia vengo a dormir, a bañarme y a comer, porque tengo que estar siempre cerca del hospital, y como soy de Tacámbaro, no puedo ir y venir, porque tengo que estar todo el día, para estar al tanto de cómo va mi niño, ya que nació prematuro.

Mi esposo viene los fines de semana a ver cómo está la situación y a traerme dinero, pero a mí me toca estar aquí, y esta casa es un gran apoyo, porque nos da cobijo, y además, es un apoyo grande económicamente, porque por fuera, sería un gasto muy grande que no podríamos pagar, y aquí hay muchas facilidades además de que es un trato muy digno que uno recibe por parte de la gente que nos atiende.

Gracia a Dios mi niño ya está mejor, y espero que unas tres semana me lo den de alta, pero bueno estamos mejor de salud los dos. Ha sido difícil, sobre todo al principio porque dormíamos en el piso en el hospital, pero luego, nos mandaron a este albergue y aquí hemos recibido un apoyo muy grande, por eso yo estoy muy agradecida, porque aquí he visto que Dios no nos abandona, nos aprieta, pero siempre nos manifiesta también su cercanía, a través de esta obra y esta gente que trabaja en el albergue, para mí ha sido un bendición en medio de nuestros problemas”.

María Guadalupe y José Luis Hernández.

“Nosotros somos de Senguio, cerca de Maravatío, ya tenemos 20 días en esta casa recibiendo los servicios de hospedaje y alimentación, nuestro niño nació mal, lo operaron de su columna, y le pusieron una válvula en su cabeza, pero va bien, nos dicen los doctores, y desde hace entonces, estamos en el hospital toda la mañana, y venimos a dormir aquí, a tomar los alimentos y a lavar algo de ropa. Prácticamente vivimos aquí, porque no podemos ir y venir ya que es caro el pasaje, y la mejor opción es quedarnos aquí, además de que es barato y nos ayudan mucho. Sin este albergue realmente no podrimos sobrellevar la situación en la parte económica, imagínate, estar preocupados por la salud del niño y más una por todos los gastos que conlleva estar aquí, es muy complicado; es realmente un drama, pero este albergue nos viene aliviar una gran parte, porque nos ayuda mucho, además de que al platicar con las demás personas que también están aquí como nosotros, pues también uno encuentra consuelo y ánimo para continuar en esto. Por eso estamos muy agradecidos con toda esta gente que hace posible que exista este albergue”.

Alberto Calderón Ramírez

 

12y13 1

Desde su apertura en diciembre del 2014, el albergue ha atendido a más de 15,500 personas.


 

12y13 2

La casa cuenta con espacios para hospedar a un promedio de treinta personas por día.


12y13 4

A solo unos metros del hospital de la Mujer y Psiquiátrico, se ubica el albergue de Caritas.


 

12y13 5

Gente de todo el Estado llegan al albergue a solicitar los diversos servicios.


 

12y13 6

Cuatro personas laboran continuamente parta la atención de los servicios que ofrece el albergue.


 

12y13 7

El albergue trata de dar un trato digno a todos los familiares de los enfermos.


Próximos eventos

AGENDA DIOCESANA

Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31

Contáctanos

facebook

facebook

facebook

facebook

facebook

 


PORT2818Manténte informado del acontecer de la Diócesis en www.periodicodiocesano.org.mx

 

PASTORAL DIOCESANA

Multiscreening
Multiscreening

  *P. Rubén Hernández Colín Cuando la televisión llegó a nuestros hogares era la novedad y la sorpresa. Para muchos era imposible tenerla; para otros, aunque [ ... ]

La espiritualidad del catequista
La espiritualidad del catequista

*P. Orlando Castaño Londoño Saludos cordiales a los catequistas lectores de Catequizando Hoy. Los retos que la situación actual demandan del catequista le interpelan a profundi [ ... ]

Importancia del Plan Diocesano
Importancia del Plan Diocesano

*P. Leopoldo Sánchez Pérez Después de haber compartido en el número anterior qué es un plan diocesano, sus razones y finalidad, terminaremos este tema viendo otro [ ... ]