visitas

*P. Leopoldo Sánchez Pérez

En la entrega pasada vimos la preparación que se requiere para realizar las Visitas Parroquiales de Animación Pastoral. Hoy hablaremos un poco sobre su desarrollo, y con esto concluimos el ciclo sobre este tema.

En la Visita a las Parroquias hay varios momentos, todos ellos importantes. Por ejemplo, se pide tener una entrevista fraterna con los sacerdotes, un diálogo suficiente y sereno con los miembros del Consejo de Pastoral Parroquial y, si es posible, un encuentro con fieles miembros de grupos, movimientos y asociaciones parroquiales.

Los temas de diálogo e intercambio para estos grupos versarán sobre el caminar pastoral de la Parroquia: sus actividades programadas, los desafíos que están teniendo y cómo los están afrontando, además de considerar también las necesidades que se sienten más apremiantes y en las que hay que poner un especial cuidado pastoral.

Pero también se pide que el Vicario Foráneo y el Secretario, junto con los sacerdotes, tengan algún encuentro con las autoridades locales y otras personas que por su profesión o desempeño son claves en esa comunidad. Se trata de ir creando vínculos positivos con ellos para expresar nuestra voluntad de diálogo y colaboración conjunta en pro de la comunidad.

Los temas de conversación con estas personas o instituciones son los problemas y potencialidades que se viven en el día a día en la comunidad. Compartir las aportaciones que se han hecho y cómo podemos crear una red de solidaridad en proyectos comunes siempre respetando la naturaleza de las instituciones implicadas.

Si es posible, hay que concluir la Visita Parroquial con una Celebración Eucarística, en la que se ofrezca el caminar pastoral realizado hasta ese momento y se pida con fe profunda un ánimo renovado y una disponibilidad generosa para comprometernos más en la hermosa aventura de una Nueva Evangelización.

Cuando se terminen las Visitas Parroquiales, hay que cerrar con una Asamblea de Foranía, en donde con una presencia representativa de laicos de todas las parroquias, la asistencia de todos los sacerdotes y con el acompañamiento de uno de nuestros Obispos y del Vicario Episcopal de la Zona, se viva un encuentro de envío para un nuevo ímpetu pastoral en la Foranía.

En esta Asamblea, se presentará una visión general de la Foranía y se abrirá un espacio de diálogo con el Obispo y el Vicario Episcopal para retomar algunos rubros que se crean convenientes para que la Foranía siga avanzando con paso seguro en el Proceso de Renovación y Revitalización Pastoral que nos hemos propuesto.

Ponemos en las manos de María Inmaculada de la Salud, nuestra Madre y Patrona diocesana, estas Visitas y Asambleas para que, por su intercesión, sean ocasión de una mayor fidelidad al proyecto del Reino de Dios y de un nuevo lanzamiento de las redes en el nombre de su Hijo Jesucristo. Gracias a todos por todo.

Vicario Episcopal de Pastoral