04 1de1 1

P. Rubén Hernández Colín

Ante un ambiente de expectativa y de renovación pastoral, se efectuó el “Taller Detonante de la Primera Etapa de Ejecución del plan Diocesano de Pastoral (PDP)”, donde se reunieron los organismos de Foráneos y Consejo Presbiteral los días 29 y 30 de enero en la Casa la “San Luis”, de Morelia. Ante la presencia de Don Carlos Garfias Merlos y sus Obispos Auxiliares, se llevó a cabo dicha reunión para impulsar y acompañar a toda la diócesis en las nuevas propuestas pastorales que se han puntualizado en el PDP y se quieren aterrizar en las prioridades como son la Evangelización en Procesos y la Pastoral Familiar, junto con los Ejes Transversales Construcción de la Paz y la Mística Pastoral de Don Vasco.

El primer día, el P. Leopoldo Sánchez presentó la ubicación del proceso: las dos Prioridades y los Ejes Transversales. Posteriormente, presentó el mapa de los Objetivos de esta Primera Etapa del proceso, finalizando con las actitudes que debemos tener en las Foranías para aplicar poco a poco el PDP.

En un segundo momento, el P. Arturo Cisneros, Coordinador de la Comisión Diocesana de Pastoral de Pastores, presentó el proyecto de Renovación Personal y Pastoral de los Sacerdotes, resaltando la formación intelectual, espiritual y física de los mismos, ya que se necesitan personas íntegras en el ministerio pastoral. Se compartió la apreciación y el sentir sobre el cambio de Arzobispo de nuestra Arquidiócesis, a un año de su presencia.

El P. Juan Pablo Vargas presentó el Observatorio Diocesano de Pastoral y los Centros de Escucha. La Pastoral Profética, con el P. Otoniel Ochoa, y la Pastoral Litúrgica, con el P. Óscar García presentaron los caminos de construcción de la paz que oferta cada Comisión desde sus distintas propuestas de acción.

Al día siguiente, la Pastoral Familiar y la Pastoral Juvenil a su vez presentaron los distintos proyectos de pastoral que favorecerán el PDP en nuestras parroquias y se concluyó este encuentro con un espíritu de compromiso y disposición para caminar como comunidad diocesana. Cada parroquia necesita concretizar su Consejo Parroquial y una Pastoral Familiar en forma para llevar a cabo el PDP junto con la generación de Centros de Escucha y datos precisos en personas y estadística para contribuir con el Observatorio Diocesano.