04 145

P. Juan Manuel Quiroz Armenta, Vicario Episcopal de Pastoral

Con vistas a lograr la unidad en el caminar pastoral de nuestra diócesis, se han implementado las Visitas de Animación Pastoral, que han surgido desde la reflexión de nuestro Pastor, el Sr. Arzobispo D. Carlos Garfias Merlos.

Da gusto saber que algunas parroquias ya han celebrado esta Visita, perfilando así la acción pastoral que requiere nuestra Iglesia diocesana en sus diferentes realidades.

Para ello se han ideado algunas directrices que pueden servir de guía inicial para lograr la Visita Pastoral; sin embargo, se puede adaptar a las diferentes circunstancias que se viven en la dinámica pastoral de la comunidad parroquial.

El Objetivo es realizar una Visita de Animación Pastoral a las parroquias, concluyendo con una Asamblea de Foranía, recordando que la Parroquia es la instancia ejecutiva para poder llevar a cabo el Proceso de Renovación y Revitalización Pastoral expresado en el Plan Diocesano de Pastoral.

Se trata en un primer momento, de hacer un ejercicio de toma de conciencia de la realidad intra- y extra-parroquial con vistas a animar y acompañar a los párrocos y comunidades parroquiales en la vivencia de la renovación y revitalización pastoral.

Ad intra:

•  Encuentro con:

+ Los sacerdotes (diálogo sobre su situación personal)

+ El Consejo de Pastoral Parroquial

+ Algunos representantes de grupos eclesiales significativos (equipos pastorales, movimientos eclesiales, asociaciones, etc.)

•  Temas a tratar:

+ Programas pastorales parroquiales.

+ Cómo va la primera Etapa del Proceso: Los ocho compromisos parroquiales de la Primera Etapa (2017-2018).

+ Algunos temas pastorales que tengan relevancia en la parroquia.

Ad extra:

•  Encuentro con autoridades locales.

•  Visita a algún lugar significativo de la comunidad.

•  Temas:

+ Compartir problemáticas de la comunidad que preocupan más.

+ Posibles caminos de colaboración para dar una respuesta a estas situaciones

Mencionemos que la Visita de Animación Pastoral a las Parroquias la realizará el Vicario Foráneo y el Secretario de la Foranía.

En un segundo momento, se trata de llevar a cabo la Asamblea de Foranía, a la cual, además del Vicario Foráneo, asistirá alguno de los Obispos y el Vicario Episcopal dela Zona. Recordemos los ocho compromisos en los que aterriza la primera etapa de nuestro Proceso de Renovación y Revitalización Pastoral dentro de nuestras parroquias.

1º: Tener un delegado parroquial en el “Equipo de observadores de Foranía”.

2º: Apoyar a los sacerdotes para que vivan su vocación y misión, especialmente a los de la parroquia.

3º: Tener el Consejo de Pastoral Parroquial sirviendo de acuerdo a su identidad y funciones propias.

4º: Orar permanentemente por la paz (Oración a Nuestra Señora de la Salud por la paz).

5º: Colaborar en la creación de los Centros de Atención a Víctimas de las Violencias.

6º: Acompañar a los jóvenes y adolescentes en situación de riesgo a través de la Pastoral Juvenil.

7º: Tener el Equipo parroquial de Pastoral Familiar.

8º: Orientar toda nuestra pastoral desde y para la familia.