catecum

P. Otoniel Ochoa Nieto, Coordinador del Sedec

El Departamento del Catecumenado en el SEDEC está destinado especialmente a la Iniciación Cristiana (IC) de adultos. En efecto, la creciente ola de descristianización en la sociedad ha traído como consecuencia que muchas personas ya no reciban estos Sacramentos en los primeros años de la vida y que, por diversas motivaciones, luego los soliciten. Estas personas requieren una estructura catequética y litúrgica especial y desafortunadamente no siempre se cuenta con un espacio apropiado para ellos.

Los criterios pastorales de la Arquidiócesis de Morelia, sobre este aspecto, señalan que la administración de los Sacramentos de IC a los adultos “exige a los agentes de pastoral (sacerdotes, religiosos, catequistas y laicos comprometidos) una seria capacitación en la materia, una amplia difusión en todas las comunidades y la organización de un catecumenado de preparación para darle énfasis a la importancia de la conversión y culminar con la solemne administración del Sacramento” (Criterios Pastorales, 53).

Por lo tanto, el ser y quehacer de este Departamento estriba en dos principales rubros: la formación de los agentes que atienden y/o atenderán a las personas que se acercan a la Iglesia buscando iniciarse como cristianos, pero también directamente irá abriendo Centros Catecumenales en las distintas Zonas y Foranías de la Arquidiócesis. Estas tareas requieren de un trabajo paulatino, constante y contundente con el fin de que poco a poco se desarrolle efectivamente esta propuesta ante la creciente demanda actual.

De cara a esta necesidad, a partir del 24 de mayo del año en curso, se abrirá el primer Centro Catecumenal de la ciudad, destinado a personas interesadas en recibir la Iniciación Cristiana (Sacramentos y Catequesis), mayores de 17 años, sin haber recibido el Bautismo. La sede será la Parroquia de Fatima, de esta ciudad, y las reuniones se llevarán a cabo los días jueves a partir de la fecha señalada, a las 7 de la tarde. Esperamos en Dios que el inicio de este proyecto diocesano sea de mucho bien para la Iglesia en su labor de engendrar nuevos cristianos.