2017112102

P. Otoniel Ochoa Nieto, Responsable del Sedec

El año escolar está llegando a su término y, junto con él, muchos niños y niñas pronto recibirán por vez primera el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y otros la presencia del Espíritu en la Confirmación. Aunque el proceso de Iniciación Cristiana de Niños sugiere una experiencia de Retiro, tanto para la Comunión como para la Confirmación, para muchos catequistas parece innecesario e intrascendente. Sin embargo, es parte de la experiencia que prepara el espíritu de los niños para recibir estos Sacramentos.

En efecto, el proceso de Iniciación Cristiana de Niños se fundamenta en el Catecumenado y cada una de sus etapas. La tercera de ellas se llamaba “Iluminación” y se realizaba durante el tiempo de Cuaresma, era principalmente un tiempo fuerte de oración, reflexión íntima de la palabra y penitencia, al final en la Vigilia Pascual se recibían los Sacramentos. Si desde el principio existía una preparación, ya no de conocimientos, sino principalmente espiritual para disponer el alma, hoy en día este espacio sigue siendo propicio y necesario.

Por ello, es conveniente destinar desde el inicio en la calendarización un tiempo para los Retiros, antes de los Sacramentos y al término de todas las catequesis semanales. Debe organizarse con mucha seriedad y compromiso, por parte de los sacerdotes, catequistas y padres de familia. Su desarrollo dependerá del numero de niños, realidades de los espacios, ambiente del lugar, etc.

En cuanto a su desarrollo, podemos seguir las sugerencia que vienen en los textos 6 y 9 de las guías de catequistas de los textos de Guadalajara, acogidos por la Diócesis como itinerario oficial, aunque también pueden seguirse los que sugiere el P. Levi en sus “Encuentros con Cristo”. Cualquiera de estas opciones hay que adaptarla a la realidad de cada comunidad parroquial. Principalmente deben contener un tema de reflexión, acompañado de alguna dinámica, un tiempo apropiado para los niños de oración, juegos y cantos. Cada espacio enriquecido de recursos visuales y materiales para reforzar cada uno de los momentos.