DSC 0299

P. Juan Manuel Quiroz Armenta, Vicario Episcopal de Pastoral

La afirmación que hemos hecho en la entrega pasada de que nuestro tiempo es tiempo favorable para la impartición de los Cursos de Verano en nuestra Diócesis, toma una mayor connotación de ánimo y de oportunidad formativa a través de los Cursos de Formación de Apóstoles Laicos llevados a cabo por Foranías. La transmisión de la fe ocupa y preocupa a los responsables de la evangelización y la acción pastoral, por ello solicitan y aceptan con gusto la programación de Cursos de Formación de Apóstoles laicos impartidos en este tiempo de vacaciones en las Foranías.

Es realmente laudable y de necesaria importancia, la labor que realiza con esta actividad; la Dimensión de Formación de Apóstoles Laicos en algunas Foranías.

Es la oportunidad de seguir creciendo en unidad y eclesialidad al reunirse para recibir los temas durante una semana.

En un ambiente de alegría, dinámicas y oración se van impartiendo los temas a toda una asamblea que se nota deseosa de seguir formándose como agentes de pastoral.

La temática de esta semana de estudio es variada, según la programación de la comisión de apóstoles laicos en esa Foranía. Sin embargo, un tema propicio y de mayor elección para impartirse en estos Cursos es la nueva Exhortación Apostólica del Papa Francisco: Gaudete et Exsultate.

Estos Cursos plantean objetivos claros en cada temática y son impartidos por los sacerdotes de la Foranía o alguno de los Vicarios Episcopales, la intención es conocer el humus pastoral de la Foranía a través de una temática y cuya peculiaridad siempre será; brindarla a través de Talleres, porque lo que se intenta es que la pedagogía sea participativa más que narrativa.

La labor de organizar le corresponde a la tarea de Formación de Apóstoles Laicos de toda la Foranía, quienes se dividen las diferentes responsabilidades a través de comisiones.

Dentro del Plan Diocesano de Pastoral se encuentra las líneas de acción de la Dimensión de Formación de Apóstoles Laicos, en donde encontramos puntualmente que una labor de esta Dimensión es: apoyar los Cursos de Verano para que sean más integrales y respaldando los cursos o talleres de actualización y profundización de los laicos, y los diferentes momentos de estudio en las Foranías, de ahí la razón de tan laudable de esta labor pastoral. [1]

Felicitamos a todas las Foranías que ya han vivido su Semana de Formación de Apóstoles y alentamos a las Foranías que están próximos a realizar esta actividad pastoral.

[1] Cfr. Arquidiócesis de Morelia, Plan Diocesano de Pastoral, Líneas de acción de la Tarea de Formación de Apóstoles Laicos, pág. 79.