SEMANA SANTA: VIVENCIA DE FE Y COMPROMISO. DESCANSO

Hoy iniciamos la celebración cristiana de la Semana Santa en la que la Iglesia actualiza el misterio de la Muerte y la Resurrección del Señor, la Pascua es el centro de la fe cristiana, que año tras año nos da la oportunidad de renovarnos en la fe, la esperanza y la caridad. Las parroquias de la Arquidiócesis se han alistado para esta celebración a lo largo de todo el tiempo de la Cuaresma y ahora se disponen a realizar los actos litúrgicos propios del Triduo Sacro con el pueblo cristiano.

La Semana Santa es una oportunidad para fortalecer la vida espiritual abriendo un espacio para el recogimiento interior, para la meditación de los misterios de la fe y para la oración. Es una oportunidad para tocar lo esencial de la vida en la intimidad del cristiano con el Misterio de Cristo muerto y resucitado, que es la clave cristiana para comprender el curso de los acontecimientos y todas las experiencias humanas y comunitarias.

El Miércoles Santo, a las 12:00 pm tendremos la Misa Crismal en nuestra Catedral, donde todos los sacerdotes, ante su Obispo, renovarán su compromiso de servir a Cristo y a su Iglesia, lo que significa que todos nos comprometemos a ser instrumentos de paz en medio de la violencia que vivimos con nuestros pueblos anunciando incansablemente el evangelio.

El Jueves Santo celebraremos la Eucaristía de la Cena del Señor, donde recordaremos la institución de la Eucaristía, la institución del Sacerdocio y el mandamiento del Amor.

El Viernes Santo celebraremos la Muerte del Señor, escucharemos el relato de su Pasión y Muerte, y el Sábado Santo tendremos la Solemne Vigilia Pascual en la que celebraremos la Resurrección de Cristo, con la vida nueva del Resucitado.

Dentro de los momentos significativos que viviremos en Morelia se encuentra la Procesión del Silencio, que se ha convertido en parte de la cultura y tradición de esta Ciudad. El mensaje de estos días es claro, comprometedor y eficaz: “Jesucristo vence el mal a fuerza de bien, vence la mentira con la verdad, la división con la unidad, la corrupción con la honestidad y el odio con el amor”.

Que estos acontecimientos sean una invitación para que todos nos convirtamos en artesanos de justicia, de amor y de paz en nuestra vida diaria.

Las celebraciones de la Semana Santa coinciden también con la temporada vacacional, que favorece la afluencia de visitantes a esta ciudad. En estos días de descanso, el hombre está invitado a tomar conciencia de que el trabajo es un medio y no el fin de la vida; además, tiene la posibilidad de descubrir la belleza del silencio como espacio en el que se reencuentra consigo mismo para abrirse a la acción de gracias y a la oración. Que en este periodo de descanso descubramos las huellas de Dios y nos acerquemos a vivir plenamente nuestra fe en las Parroquias más cercanas.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, FUNDAMENTALES EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ

Un día como hoy, Domingo de Ramos, hace un año, inicié mis encuentros dominicales durante las ruedas de prensa con los medios de comunicación. Con la Dimensión Diocesana de Oficina de Prensa hacemos posible cada ocho días o menos, nuestros encuentros de prensa…, para mí representan la gran oportunidad para transmitir buenas noticias y para promover en nuestra sociedad: La unidad, el diálogo, el perdón y la reconciliación. La comunicación es una herramienta que sirve para promover el encuentro entre las personas y entre todos los miembros de la sociedad y de los pueblos.

No es fácil mantener un compromiso con la verdad y la justicia y ofrecer la noticia, colaborando para que en la sociedad se mantenga el mejor ambiente de cordialidad y de búsqueda de paz y armonía. Es fundamental que los medios de comunicación trasmitan la realidad con verdad y que se busque que se aplique la justicia, esto naturalmente incrementa en la población la percepción de inseguridad y genera la cultura de la violencia, pero es importante evitar la transmisión de contenidos violentos que recurre al sensacionalismo sangriento, que narra con lujo de detalles las acciones criminales; que repite, una y otra vez, los modos de operar de los delincuentes, sus mecanismos de tortura o eliminación de las víctimas. No podemos evitar que se genere en la sociedad miedo y desconfianza pero si podemos ayudar para que no se afecte la convivencia social y se dañe el tejido social. Los invito a ser objetivos y veraces en la trasmisión de sus noticias, pero a la vez a aportar y favorecer la buena comunicación, formas precisas de diálogo que cree mejores relaciones tanto entre la sociedad civil y las autoridades, como al interior de los diferentes organismos e instituciones.

A un año de nuestros encuentros dominicales, agradezco a todos los Medios de Comunicación su asistencia, su apoyo y su colaboración. Gracias a sus directivos, a los periodistas, a los reporteros, a los camarógrafos, a los noticiarios de radio y tv, a la prensa escrita y digital… Y les sigo haciendo el llamado para que juntos asumamos el compromiso de la Construcción de la Paz, conscientes de que ustedes los medios tienen un papel fundamental y trascendental en este compromiso, ya que pueden ser artífices tanto de la paz como de la guerra. Ayúdenme a que la gente tome medidas precautorias y no pierda la esperanza, a que todos busquemos y nos comprometamos a colaborar en la Construcción de la Paz.

+ Carlos Garfias Merlos

Arzobispo de Morelia